La historia fluye en Sevilla

El río Guadalquivir es el río de Sevilla, el único río navegable de España. Un río que ha jugado un papel protagonista en muchos momentos de la historia de la ciudad. Asedios, defensas y conquistas se han litigado entre sus aguas, y también proezas y travesías se han fraguado desde sus orillas.

Historia de la ciudad... e historia de la humanidad.

¿Sabías que la Primera Vuelta al Mundo partió de Sevilla? En 1519 Fernando de Magallanes zarpó con sus naves rumbo a Sanlúcar de Barrameda y de ahí a mar abierto emprendió la circunnavegación de la Tierra. Cruzando el Puente de San Telmo podrás ver la esfera armilar que conmemora la milla cero de este viaje.

Sevilla en el siglo XVI era el centro mercantil del mundo occidental, y su río la principal vía marítima de tráfico atlántico durante más de 200 años. De dicha época proceden muchos nombres de calles referentes a oficios y orígenes (Alemanes, Placentines, Francos; Odreros, Toneleros, Cerrajeros...). Sevilla era conocida como 'La ciudad donde late el corazón del mundo', la actividad marítima impregnaba el comercio, la población, la cultura y la propia fisonomía urbana, imprimiéndole un carácter único.

Espejo de la Torre del Oro

También la Torre del Oro, uno de los monumentos emblemáticos de Sevilla, tiene una historia ligada al río. Se trata de una torre defensiva situada en la orilla izquierda del Guadalquivir de origen árabe. Cuenta la tradición que una gruesa cadena sobre el río la unía hasta otra torre ubicada al otro lado del río, impidiendo así el paso de barcos enemigos.

Actualmente la Torre del Oro alberga el Museo Naval de Sevilla

Formas de vivir el río

El carácter del Guadalquivir ha prevalecido hasta nuestros días. Hoy en día, es un río que se disfruta como pocos en el mundo, que se pasea como si de una calle monumental se tratara, probablemente la calle más importante de Sevilla.

También puedes disfrutar el río practicando deporte, especialmente remo y piragüismo. De hecho, el Guadalquivir es un canal que ha acogido competiciones internacionales del más alto nivel.

Cada vez más visitantes llegan a Sevilla por el Guadalquivir. Tú tienes la oportunidad de ser uno de ellos, llegando a bordo de un crucero al Muelle de las Delicias, en la misma puerta del casco histórico de la ciudad.

Para tener en cuenta...
  1. Los romanos lo llamaban el río Betis, dando nombre también a la Bética.
  2. El Guadalquivir cruza toda Andalucía, con una longitud total de 657 kilómetros.
  3. Encontrarse al otro lado del río contribuyó al singular carácter de Triana