Yo me quedo
en Sevilla

Próximo destino: Sevilla

Hay sitios en el mundo que cuando los descubres te parece casi como si los “reconocieras”. Destinos que se revelan ante tus ojos como eso mismo: tu destino. 

"Esto es para mí"

Efectivamente, sentimientos así los han vivido infinidad de personas que han viajado a Sevilla. Visitantes que pasaron de la fascinación por lo que veían a la identificación por lo que sentían.

Sevilla es emoción, una ciudad que enamora por el estilo de vida de sus habitantes: abiertos, hospitalarios, que saben disfrutar y compartir cada momento con el ingenio por bandera. 3.000 años de historia y 300 días de sol al año: Sevilla es luz en todos los sentidos.

Una ciudad con personalidad

Sevilla te contagia alegría, luz, energía: aquí vas a vivir la vida con pasión. La Semana Santa y la Feria de Abril, dos de las fiestas más importantes del mundo, reflejan esa pasión en forma de polos opuestos, pero siempre con la misma intensidad.

La primavera sevillana y sus fiestas son una cita obligada

Sevilla, ciudad del mundo

El Flamenco, declarado patrimonio inmaterial de la humanidad por la UNESCO, está presente en cada pálpito (o en este caso... en cada “compás”) de la ciudad.

La embajadora mundial de nuestra gastronomía, la tapa, es otro de los ejemplos de que en Sevilla todo se disfruta más en compañía de otros y en pequeñas experiencias llenas de sabor, llenas de intensidad.

Sevilla es, en resumen, una ciudad que se mantiene viva todo el año, con un legado histórico y patrimonial impresionante y una continua oferta cultural, musical, deportiva y de ocio que invita a vivirla en cualquier momento ya descubrir en primera persona su verdadera atracción.

Ven a Sevilla, conócenos… conócete a ti mismo en toda tu plenitud.