Una radiante
forma de vida

Una ciudad llena de energía vital

Descubre nuestra manera de ver el mundo, participa de una forma de vida que se comparte en la calle, bajo un mismo y espectacular sol.

Esta luz contagia a cualquiera

Quizás te habían contado que “somos lo que no hay”, y posiblemente venías pensando que nos reímos con cualquier cosa, que somos muy exagerados y muy, pero que muy “bulliciosos”... y quizás suponías que toda esa alegría de la que se habla sería una especie de “técnica de venta”... 

Pues bien, el hecho es que llevas un día con nosotros y ya sientes una energía especial, como si hubieras recuperado una identidad muy tuya, muy interior y que, sinceramente, tenías un poco olvidada. ¿Has hecho amigos en unas horas? ¿Has pasado del exceso de información al arraigo total en un bar centenario? ¿Te has reído como si no hubiera un mañana? Y por encima de todo... ¿nunca has visto una luz igual? Bienvenido a nuestra forma de ver el mundo.

 

Patrimonio de la vitalidad

Así es, nuestra forma de vida es rotunda, intensa y positiva. Y sí, estamos deseando compartirla contigo. La hospitalidad no es una cualidad de la que presumamos: la hospitalidad es un instinto que nos acompaña. ¡Nos vemos en Sevilla! 

Una ciudad donde puedes hacer amigos en unas horas.

Déjate llevar

Haz como nosotros y muévete por Sevilla disfrutando de cada instante:

¿Que hace un día espectacular que no podemos dejar pasar? Lo aprovechamos.
-
¿Que nos preguntas por la dirección de un hotel? Te acompañamos a la puerta y, si quieres, te emplazamos a una ruta para después.
-
¿Que no para de salir gente y más gente a la calle? Nos sumamos a esta especie de manifestación vitalista.
-
¿Que la luz (esta impresionante luz) es tan intensa que casi te nubla la vista? Entornamos los ojos y nos pegamos un baño de sol ralentizando el paso: y nos alimentamos de toda esta radiante energía.

Para tener en cuenta...

  1. Si algunas veces hablamos muy alto debes saber que no estamos enfadados, ¡todo lo contrario!
  2. La Plaza del Salvador es uno de los grandes puntos de encuentro en Sevilla.
  3. Si parecía que nada podía superar esta alegría de vivir... cruza el puente y descubre Triana.