El adobo
y el ‘pescaíto’ frito

El alma marinera de Sevilla

Muchas veces se ha dicho que Sevilla tiene un río que quiso ser mar. Es cierto, el Guadalquivir es un río navegable, y desde Sevilla tienes salida al mar; Triana es “marinera”, y tenemos magníficos puertos pesqueros muy cerca, en las costas de Cádiz y Huelva. El resultado: en Sevilla vas a comer un exquisito pescado.

Las maravillosas freidurías

Por supuesto, las opciones para que disfrutes del mejor pescado son muchísimas y buenas en todos los casos. Pero hay un tipo de establecimiento, muy popular, que ofrece un delicioso pescado frito: son las freidurías.

Podríamos decir que las freidurías son como locales de comida rápida sevillana de altísima calidad, delicias del mar en un formato muy fresco y desenfadado. Servidos siempre en cartuchos de papel, estos surtidos resultan ideales para compartir. Boquerones, merluza, bacalao, huevas, acedías o chocos son algunas de las especialidades que encontrarás en estos templos del pescado frito.

La dieta mediterránea así como la dieta atlántica

Estos manjares los puedes disfrutar durante todo el año en Sevilla, pero es en primavera y verano, y sobre todo en la noche, cuando más nos gusta a los sevillanos comprar cartuchos en las freidurías. Buenas costumbres gastronómicas, sin duda: ricas y saludables. El pescado es afortunadamente un producto esencial en nuestra dieta.

España es el país europeo donde más pescado se consume.

La poción mágica del adobo

Y de todas esas especialidades, el adobo es quizás la estrella. Presente en otras muchas cartas de bares y restaurantes, se trata de un emblema de la cocina sevillana del mar.

Normalmente el pescado que más se adoba es el cazón (una especie de tiburón pequeño), pero también podrás disfrutar, por ejemplo,de mero o boquerones en adobo.

Y realmente sobran las palabras, casi te podríamos proponer una ruta del adobo siguiendo ese irresistible aroma ligeramente especiado que inunda las calles de Sevilla.

Para tener en cuenta...

  1. El pescaíto frito lo freímos en aceite de oliva andaluz, el mejor aceite del mundo.
  2. Lo solemos acompañar de cerveza bien fría o de vinos blancos andaluces.
  3. La pavía de bacalao es una especialidad muy típica de Sevilla.
  4. Sí, el aroma del adobo frito es una especie de aromarketing irresistible.