Un destino para enamorarse

Escenario de leyendas y mitos universales, la ciudad de Carmen y Don Juan; cientos de rincones, sonidos e imágenes que te moverán por dentro... aunque vayas de "persona dura" y creas que "eso a ti no te pasa": la verdad es que Sevilla es una ciudad que enamora.

La ciudad de Bécquer

En Sevilla han nacido grandes poetas, y un lugar destacado lo ocupa Gustavo Adolfo Bécquer, considerado autor emblemático del Romanticismo. Si visitas el Parque de María Luisa, podrás encontrar la Glorieta de Bécquer, un precioso conjunto escultórico dedicado al amor.

Muy cerca, en la Plaza de España todo adquiere un aire magnífico y excepcional. La arquitectura única, las luces sobre el ladrillo, los reflejos de la cerámica... Y qué nos dices de un paseo en barca con tu pareja por su majestuoso canal de 515 metros de longitud. Un momento perfecto para soltar esa frase mágica... ¡Atrévete!
 
¿Recuerdas los famosos versos que Bécquer dedicaba a su amada? "Volverán las oscuras golondrinas | en tu balcón sus nidos a colgar...". Se dice que aquel balcón pertenece a la Casa Bucarelli, (una de las preciosas casas palacio de la ciudad) ubicada en el Barrio de San Lorenzo, no muy lejos de la casa natal del poeta.

Glorieta de Bécquer
Crucero por el Guadalquivir
Sevilla y Triana... y el Guadalquivir

Mírate con tu pareja en el espejo en el que se mira Sevilla: el Guadalquivir. Al caer la tarde, no tiene precio recorrer sus orillas y ver cómo el agua se vuelve de color dorado. Una de las mejores experiencias para sentir la Sevilla más romántica es un paseo en barco por el río.

Pasea por el Guadalquivir y déjate inspirar por la belleza de las dos orillas de Sevilla.

Iglesia de San Pedro
Momentos especiales

A unos cien metros de las Setas de Sevilla, se encuentra la Iglesia de San Pedro, en cuya fachada hay un azulejo delante del cual suele haber personas mirándolo detenidamente. Pero... ¿qué estarán mirando, qué buscan? Buscan un pajarito escondido en medio del trabajado diseño del azulejo. Cuenta una tradición que quien no encuentre el pajarito... no contraerá matrimonio.

-

El Real Alcázar de Sevilla es un palacio de palacios, y enormemente rico en historia e historias. Entre los lugares más enigmáticos de este espacio Patrimonio de la Humanidad, sin duda están los Baños de Doña María de Padilla. En este este enclave casi escondido, podrás ver una elegante alberca dominando la sala. Según cuenta la leyenda, aquí, tomaba sus baños la amante del Rey Pedro I, la noble dama Doña María de Padilla.

Para tener en cuenta...
  1. La Glorieta de Bécquer es una alegoría del amor ilusionado, el amor presente y el amor perdido. 
  2. En la Plaza de Refinadores de Sevilla, una estatua recuerda al mito de Don Juan Tenorio.
  3. En febrero los días ya empiezan a ser más largos y soleados en Sevilla... Así también es más fácil enamorarse.