• es
  • en
  • it
  • fr
  • cn
  • de

EXPOSICIONES

Compartir

< VOLVER

 

Exposición 'Velázquez. Murillo. Sevilla'. Fundación Focus-Abengoa

 

La exposición cuenta con la colaboración especial del Museo del Prado, y reúne 19 obras de los dos grandes maestros. Comisariada por Gabriele Finaldi, director de la National Gallery de Londres.

- Hospital de los Venerables, Fundación Focus-Abengoa. 

- Del 8 de noviembre de 2016 al 28 de febrero de 2017.

MÁS INFORMACIÓN.

 

 

Reconstrucción del Retablo de Capuchinos

 

Entre las líneas de actuación propuestas se incluye un proyecto expositivo centrado en la serie pictórica que Murillo realizó para el convento de las santas Justa y Rufina de franciscanos capuchinos de Sevilla. Este importante encargo está considerado como uno de sus conjuntos más destacados. La intención es reconstruir la serie contando con las pinturas que actualmente se encuentran en los fondos del propio Museo de Bellas Artes de Sevilla y con el préstamo temporal de las que se conservan en otras instituciones. Para ello se cuenta especialmente con la colaboración del Wallraf-Richartz Museum de Colonia, que participa cediendo el que fuera lienzo principal del retablo mayor “El jubileo de la Porciúncula”, obra de gran formato que se conserva en sus colecciones y que salio de Sevilla a mediados del siglo XIX.

La restauración de este importante lienzo y su exposición en Sevilla junto al resto de pinturas de la serie supone una oportunidad única de reunir uno de los ciclos pictóricos más significativos del Barroco español.

La exposición de este conjunto de Murillo es posible ampliarla con la presencia de diferentes obras que ilustran el proceso creativo de la serie, ya que se conoce la existencia de distintos bocetos y dibujos previos que permitirían conocer como el artista concibió su proyecto, ilustrando igualmente una faceta significativa de su arte como es el dibujo. Se conocen dos dibujos del San Francisco abrazando al Crucifijo que se encuentran en el Coulrtauld Institute de Londres y en la Kunsthalle de Hamburgo; un dibujo de Santa Justa y Rufina, que pertenece al Museo Bonnat de Bayona; y un cuarto dibujo, San Félix Cantalicio con el Niño, preparatorio para el lienzo de la Aparición de la Virgen y el Niño a San Felix Cantalicio, que está en la Morgan Library de Nueva York.

 

-Museo de Bellas Artes.

-1 de diciembre de  2017 a finales de marzo/abril de 2018.

-Comisaria: Directora del Museo de Bellas Artes,  Mª. Valme Muñoz.

 

Murillo y su estela en Sevilla

 

Uno de los aspectos más necesitados de investigación y revisión es precisamente el de los discípulos de Murillo. Tanto Diego Angulo como Enrique Valdivieso han señalado en sus respectivos catálogos razonados que es precisamente en los discípulos de Murillo como Pedro Núñez de Villavicencio, Juan Simón Gutiérrez, Sebastián Gómez el mulato, Francisco Meneses Osorio, Ruiz Soriano, Esteban Márquez y en el XVIII Domingo Martínez hasta Juan de Espinal donde todavía perduran los ecos del murillismo. Estudiar con rigor y con un discurso nuevo, absolutamente renovador la perduración de los modelos murillescos y el funcionamiento de la academia sevillana, es una de las asignaturas pendientes de la investigación histórico-artística. Sería una ocasión única para arrojar luz a este complicado mundo que está virtualmente inédito.

-Espacio Santa Clara.

-5 diciembre de 2017 a  8 de abril de 2018. 

-Comisario: Benito Navarrete.

 

Murillo y las Arquitecturas Efímeras

 

Componente esencial de la fiesta barroca fueron las arquitecturas efímeras. Cualquier celebración religiosa o profana contaba siempre con aparatosas escenografías y montajes temporales. Estas estructuras plagadas de imágenes y emblemas, además de transformar la imagen cotidiana de la ciudad, servían para la persuasión y adoctrinamiento de los espectadores. En la Sevilla de Murillo se levantaron por acontecimientos relacionados con la familia real y para celebrar exequias, beatificaciones  y canonizaciones. Anuales eran las arquitecturas erigidas para la festividad del Corpus Christi, la fiesta grande de la ciudad. Consta que los principales artistas de la ciudad y entre ellos Murillo, colaboraron en la creación de arquitecturas efímeras, siendo las más destacadas las de dedicación de la Iglesia de Santa María la Blanca y las de canonización de San Fernando.

 Una de las actuaciones que se propone llevar a cabo es recrear algunas de aquellas arquitecturas efímeras. Así mismo se trata de involucrar a las hermandades que habitualmente levantan  altares para la procesión del Corpus para que en Junio de 2018, con motivo del año Murillo, realicen de forma extraordinaria estas arquitecturas efímeras en homenaje al artista, recurriendo a soluciones y obras pictóricas suyas que fueron usadas en ese tipo de arquitecturas.  

 

-Arquitecturas efímeras por la ciudad y ante la Iglesia de Santa María la Blanca, además de altares para la procesión del Corpus Christi del año 2018.

Comisario: Alfredo J. Morales y Alberto Oliver

 

La modernidad de Murillo

 

La trayectoria de todo gran artista presenta, a menudo, una gran simbiosis entre vida y obra. El caso de Murillo alcanza cotas casi míticas, siendo pocas veces esa compleja unión tan estrecha y tan definidora de su fortuna crítica. La dispersión de su obra se inició ya en vida del artista pero no será hasta los saqueos de la guerra de independencia cuando esta llegue a proporciones no igualadas por ningún pintor español, haciendo que artista y obras se conviertan en abanderados de distintos posicionamiento estéticos, religiosos e incluso políticos en el más común de sus sentidos.

Su trabajo con la realidad, la dignidad con la que la trata y el alejamiento del “cripticismo” de muchos de sus contemporáneos, son los pilares claves en los que se anclan los cíclicos despertares del fenómeno Murillo. La accesibilidad del espectador a su obra es lo que ha permitido que su estela se prolongara  a través de los siglos, adjetivándolo como reaccionario o progresista según el filtro usado por cada sociedad en su análisis. Esa aparente facilidad comprensiva es la que ha hecho de él y de su obra un abanderado de posturas tan diversas como contradictorias. El reduccionismo de catalogarlo como un maestro excelso, por encima del bien y del mal, o como un modelo del populismo beato, potenciado principalmente durante el franquismo, serán los dos extremos, pero afortunadamente otros análisis son posibles, oportunos y diríamos que obligatorios en una ocasión como esta.

A enfrentar esas complejas capas de conocimiento, a cuestionarlas y hacerlas visibles se dedica esta exposición en la que esperamos contar con muestras que abarquen los más diversos y dispares puntos de vista, para potenciar una visión, más amplia y esclarecedora, alejada de esos extremos que tanto daño han hecho en la valoración del mito Murillo.

- Espacio: Salas de Exposiciones del Espacio Turina

-Abril a Septiembre de 2018

-Comisario: Luís Martínez Montiel y Pedro G. Romero

 

Murillo IV Centenario

 

La exposición se propone constituir un gran acontecimiento cultural que contribuirá a un mejor conocimiento del artista. Murillo es un pintor de una gran popularidad y supone un hito en la pintura barroca. Sin embargo, su obra es solo parcialmente conocida, pues gran parte de ella salió muy tempranamente de Sevilla, y también de España, por lo que nos ha llegado a través de copias y reproducciones. Por ello, una exposición en esta ciudad dedicada al pintor es particularmente necesaria. Se trata de la primera exposición antológica de Murillo que tendrá lugar en la ciudad de Sevilla. Las anteriores corresponden a las celebradas en el Museo del Prado en Madrid y en la Royal Academy de Londres en 1982-1983, tras la que se han celebrado otras muestras dedicadas a aspectos concretos de la producción del pintor que han ayudado a profundizar en su conocimiento, como la dedicada al Joven Murillo celebrada en el museo en el 2009. Sin embargo, en estos treinta y cinco años no se ha celebrado ninguna otra muestra antológica que presente lo más escogido de su producción.

 

-Museo de Bellas Artes de Sevilla.

-Octubre de 2018 a Enero de 2019.

-Comisarios: Mª Valme Muñoz e Ignacio Cano